Ley Orgánica de Protección de Datos – LOPD

Todas las empresas y autónomos que traten con datos personales de clientes deben cumplir la normativa LOPD. Con el objetivo de proteger todos aquellos datos que los clientes aportan a las empresas creyendo que estarán en buenas manos. En muchas ocasiones esto no es así, numerosas empresas aún no cumplen la ley de protección de datos. Esto no conlleva a ningún tipo de beneficio en las empresas, todo lo contrario, ya que pueden ser sancionadas por la agencia de protección de datos.

Finalidad de la Ley de Protección de Datos

Esta Ley de Protección de Datos tiene como finalidad garantizar un buen uso de los datos que son proporcionados a las empresas por parte de otras empresas o usuarios. Pueden encontrarse diferentes niveles en función de la información que se recoja en cada uno de los casos:

Nivel Básico

En este nivel se incluyen datos como son el NIF, número de la Seguridad Social, nombre y apellidos, dirección, teléfono de contacto, imagen identificativa…

Nivel Medio

Datos relacionados con infracciones administrativas o penales, datos tributarios, seguridad social, financieros. Así como datos referentes a la personalidad o gustos.

Nivel Alto

Este nivel recoge datos referentes a ideologías, vida íntima de la persona o creencias.

Deberes del Responsable de los Datos

La persona responsable de la custodia de los datos debe encargarse de: inscribir los ficheros ante el registro general de protección de datos, cuidar por la calidad de los datos, para que sean adecuados y veraces, informar sobre la recogida de esos datos, obteniendo el consentimiento y tratamiento de estos datos, y, por último, atención de los derechos de los ciudadanos, derecho a la cancelación y oposición.

Por qué cumplir la LOPD

El principal aspecto por el que se debe cumplir esta ley es por mantener a su negocio dentro de la legalidad. Ya que, si no cumple estas exigencias legales su empresa puede verse afectada en un futuro en sus relaciones comerciales.

Además, tu empresa puede ser sancionada por la agencia de protección de datos. Y, por último, tu empresa podrá beneficiarse de la confianza que otorga encontrarse dentro de la legalidad, tus clientes y proveedores lo agradecerán.